jueves, 8 de mayo de 2014

Volviendo a empezar

Hola a todas, ya estoy aquí de regreso después de unos meses desaparecida, debido al cambio de residencia como ya os conté Aquí. He tardado algo más en reaparecer ya que hemos tenido problemas con montaje y plazos de entrega del poco mobiliario que hemos comprado, para empezar con lo básico y poder hacer vida normal dentro de estas cuatro paredes todavía propiedad del banco... jeje. Ha sido una odisea el montaje de la cocina, con la que nos ha pasado de todo, pero la espera por fin ha dado sus frutos y poco a poco nos vamos sintiendo más cómodos en nuestro nuevo hogar.
Tengo muchas entradas pendientes con vosotras, sobre los cosméticos que he ido utilizando estos meses, además como ya os comenté, tengo pensado hacer más posts sobre reciclaje y manualidades que voy a ir incorporando a la casa, y creo que también crearé un espacio para hablaros sobre la decoración que irá en ella. 
Para comenzar a abrir boca, os dejo con unas imágenes de mi cocina para que podáis coger ideas, aquell@s que os guste la decoración y/o estéis comenzando en la misma andadura que yo:
Nos encontramos con una cocina estrecha y alargada, en la que a un lado teníamos la fontanería y al otro la electricidad, por lo que decidimos pasar toda la electricidad de un lado a otro, y el tubo de la campana extractora, para hacer la cocina al lado izquierdo y ganar amplitud.


Tenía una baldosa y una cenefa que no me gustaban especialmente y mi quebradero de cabeza fue como combinar ambos con el mobiliario de la cocina.
Mi idea era hacer la cocina estilo vintage con toques modernos, como tan de moda está ahora en decoración. Elegí blanco para los muebles, ya que da más sensación de amplitud  y disimula la estrechez de la estancia, y opté por marrón topo en la encimera para que combinara con la baldosa del suelo que tiene además unas pintitas en ese color.
Para los tiradores elegí estos estilo concha en gris mate que le dan ese aire vintage, con los que estamos encantados.

Como elementos modernos elegimos el fregadero encastrado con grifo extensible y esta campana extractora en cristal blanco, que no pesa nada sobre el conjunto y da un aire sofisticado.

Así quedó finalmente "dos meses" después ( sí, dos meses) de que nos levantaran la encimera y la cambiaran por una nueva ya que nos cortaron de más el hueco del fregadero.

Como véis la vida de una blogger no es todo color de rosa, en la vida real pasan cosas así.

Espero que os haya gustado y en breve estaré por aquí. Un besote a todas, incluídas las recien llegadas

8 comentarios:

  1. Pues me ha gustado como te ha quedado.
    La campana me parece ideal ;)))
    Un saludo y welcome

    ResponderEliminar
  2. Está genial! Te esperamos! besos

    ResponderEliminar
  3. Monisima esa cocina .
    Pero q chapuceros te podian haber medido bien en hueco no??

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado muy bonita al final. Sé lo que es pasar por estas historias, ¡qué de desvelos se lleva una! jajaja
    Me alegro de que hayas vuelto, guapa.
    BESOS!

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida!!!! y bueno... te ha quedado muy bonita la cocina!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho. ¡Y bienvenida!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que estés de vuelta. ¡Ya nos vas contado!

    besos

    ResponderEliminar
  8. te ha quedado una cocina muy bonita :)

    ResponderEliminar